Animales

AsГ­ sГ­ puedes mantener limpio tu hogar si vives con mascotas

Pin
Send
Share
Send
Send


Los gatos parecen estar obsesionados por su higiene personal: se acicalan por la mañana al levantarse, después de comer, antes de ir a dormir… No quieren sentirse ni estar sucios, algo que en la vida salvaje les ayuda a mantenerse protegidos de los posibles depredadores. Aunque en casa no haya tales peligros, el instinto … es el instinto.

Pero cuando hablamos de gatitos, la cosa cambia. Aún y cuando hayan pasado sus dos primeros meses con la madre, necesitan un poco de tiempo más para aprender a comportarse como lo haría un felino adulto. Mientras tanto esperamos, te vamos a contar cómo mantener a mi gatito limpio.

Cuidando de la higiene de un gatito huérfano

Los gatitos que no estén siendo cuidados por la madre necesitan muchas atenciones. Durante las primeras tres semanas de vida necesitarán que les demos leche de sustitución para gatitos en un biberón cada 2-3 horas a una temperatura templada (unos 37ºC). Después de cada toma, será preciso que les estimulemos la zona ano-genital para que hagan sus necesidades, ya que de lo contrario ellos no orinarán ni defecarán.

Así pues, cogeremos una gasa limpia, la humedeceremos con agua templada y se las pasaremos varias veces por la zona. Es importante usar una para la orina y otra para las heces, así evitaremos el riesgo de infección. Al terminar, les limpiaremos bien con nuevas gasas.

Manteniendo a un gatito limpio

Una vez que los gatitos empiezan a comer sólidos, más o menos a partir de la tercera-cuarta semana, notaremos enseguida cómo cambian. Tienen mucha más energía, y se pasan el día correteando e investigando todo lo que se encuentran a su paso. Al hacerlo suelen ensuciarse un poco, algo que les da igual. Incluso después de usar el arenero parece que no tienen prisa por limpiarse sus patitas. ¿Qué hacer?

Bueno, lo primero es no perder la calma. Hay que pensar que dentro de unos meses pasarán a ser gatos adultos que sabrán bien cuándo asearse. Mientras tanto, les podemos limpiar las patas con una toallita húmeda para animales (no usar para bebés humanos, pues la espuma seca mucho la piel de los felinos, haciendo que aparezcan escamas). Podemos usar otra para limpiarles el pelaje y otra para mantener limpios sus ojitos.

Con dos meses será el momento de acostumbrarlos al cepillado. Por ello, con un guante-cepillo o con un cepillo de púas suaves les iremos cepillando poco a poco mientras les damos golosinas para gatos. Así, conseguiremos que les guste.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad 🙂 .

Quienes convivimos con una mascota, sea perro o gato, de pelo largo o corto, sabemos lo complicado que puede resultar mantener el hogar limpio y libre de olores. Pero con estos trucos lo podemos conseguir.

Un pelo aquí, una pelusa allá, un día de lluvia y tu casa parece un cuadro de un pintor surrealista. Si tienes perro o gato (sobre todo si éste se pasea por el jardín) sabrás perfectamente de qué hablamos y pensarás que se trata, casi, de una misión imposible mantener tu casa limpia. Incluso el animal de compañía más pacífico o el que apenas se mueve de su rincón puede ensuciarlo constantemente y, cómo no, impregnar tu hogar de un inconfundible olor a ‘perro o gato’. Pero no hay que darse por venc >

Tus animales siempre pulcros

Para tener tu casa siempre limpia, tus mascotas también lo tienen que estar. Si se trata de un perro, cepíllalo a diario, preferiblemente al aire libre, para eliminar el pelo muerto así como cualquier otro tipo de suciedad que haya recogido de la calle. En cuanto al baño, no conviene hacerlo más de una vez al mes.

Limpia sus patas

Cuando se trata de un perro, además del cepillado, conviene limpiar sus patitas antes de entrar en casa. Puedes hacerlo con una toalla humedecida en agua templada o bien usar toallitas húmedas. Decántate, preferiblemente, por aquellas biodegradables y aptas para animales. Límpiale de forma suave y con calma para que tu mascota se relaje. Tenlo todo a mano, lo más cerca posible de la entrada y, tras la limpieza, prémiale con una golosina.

El sofá, un nido de suciedad

Si tu mascota se ha convertido en el rey de la casa y ha hecho del sofá su trono, habrás comprobado que este parece un imán que atrae todo tipo de suciedad, pelos, etc. Lo ideal es que tenga su propia zona de descanso (hay mini sofás especialmente diseñados para ellos). Pero si no os podéis resistir, o ellos no atienden a razones, utiliza protectores de un color lo más parecido a su pelo y lávalo, por lo menos, una vez a la semana.

¿Has pensado en una ayuda extra?

Un robot aspirador es el mejor invento para mantener limpia tu casa si tienes perros. La mayoría de ellos se fabrican con la opción de programación para que se ponga en marcha a una hora determinada. Los más avanzados cuentan, además, con la posibilidad de manejarlo desde tu dispositivo móvil mediante una app. Además, también disponen de una cámara incorporada que escanea tu hogar para no dejar ningún rincón sin aspirar (pero no registra imágenes ni las envía al exterior). Lo más aconsejable es que te hagas con uno fiable, y que su potencia de aspirado esté especialmente diseñado para combatir el pelo de las mascotas. Es muy útil que también disponga de la posibilidad de respetar la zona de tu animal de compañía, como por ejemplo su cama o su comedero, para no molestarle. Se trata de un sistema avanzado denominado virtual wall (pared virtual) que indica a tu robot que no puede traspasar esa zona.

Higieniza regularmente sus colchonetas y juguetes

Colchonetas, juguetes, incluso sus correas, rezuman un olor ‘a perro o a gato’ del que será difícil desembarazarte si no los limpias con frecuencia. Asegúrate de que son aptos para lavar a máquina y si no hazlo a mano frotando bien. Prográmate para un día soleado para que puedan secarse ráp >

Contra los malos olores

Una buena higiene y la correcta ventilación te ayudará a alejar los malos olores. Si aún así notas que no huele a limpio puedes recurrir a remedios naturales como el bicarbonato sódico –perfecto para limpiar el arenero de tu gato y el área donde se encuentra, así como muebles- , el vinagre o, incluso, el vodka para limpiar a fondo armarios, superficies, o sus colchonetas, juguetes, etc. Lava al menos una vez al mes las cortinas, procura no utilizar alfombras o usa de pequeño tamaño y aptas para lavado a máquina. Para perfumar, recurre a plantas y flores aromáticas como el romero, la lavanda o el lilium oriental.

Kit contra las ‘sorpresas’

Si tienes una mascota no es extraño que, de vez en cuando, te encuentres con una ‘sorpresa’, si antes no se ha comido sus heces. Para estos pequeños lapsus es conveniente estar preparado. En cualquier caso, ten a mano un kit de limpieza para emergencias, por ejemplo, bolsas desechables, rollos de papel de cocina y una fregona limpia para eliminar los restos. Es conveniente que uses algún desinfectante y ventiles para evitar que os inunde el olor.

Y recuerda… Mejor si no acumulas.

Tal como señala Marie Kondo, la autora del bestseller La magia del orden, deshacerte de aquello que ya no usas o crees que no vas a utilizar te ayudará a mantener el orden en tu hogar y, por extensión, el de tu v >

В© ВЎHOLA! Prohibida la reproducciГіn total o parcial de este reportaje y sus fotografГ­as, aun citando su procedencia.

Pin
Send
Share
Send
Send