Animales

10 Alimentos que pueden Comer los GATOS PEQUEÑOS

Existen multitud de alimentos que consumimos los seres humanos que también son aptos para que nuestros gatos los consuman. Sin embargo, una premisa básica que siempre deberemos observar es que ni estén crudos ni tampoco excesivamente condimentados. La sal, el azúcar, la pimienta, el vinagre y otros diversos condimentos son nocivos para la salud de nuestro gato. Aunque haya algunos que le agraden sobremanera.

Si prosigues leyendo este post de ExpertoAnimal, te informaremos sobre los alimentos humanos que puede comer un gato.

Carnes saludables

La carne más saludable y que resulta que también es la que más gusta a los gatos es la de pollo. La de pavo y gallina también son buenas y, por ende, forman parte de los alimentos humanos buenos para gatos. Si queremos preparar una dieta casera a base de estos productos, debemos saber que la mejor manera de proporcionar a nuestros gatos dichas carnes es hervidas o asadas sin aceite. También es conveniente desmigarlas y librarlas totalmente de huesos (sobre todo los huesos pequeños). La piel solo se les debe dar a los gatos si están desnutridos.

La carne de pollo hervida para cocinar caldo es totalmente desaconsejable, ya que se cuece con puerro y otras materias dañinas para el gato. Si el gato come esta carne que proviene del caldo, aunque la devore complacido, le provocará diarrea y vómitos.

Por otro lado, el cerdo no les sienta excesivamente bien (sobre todo las partes más grasas), mientras que el conejo es una carne aceptable para el gato. El hígado, si le gusta, le proporcionará mucho hierro. La ternera picada también es aceptable.

Este tipo de alimento humano les gusta mucho a los gatos, pero hay que restringir su consumo regidos por dos parámetros principales: no deben llevar pimienta ni sal en exceso. Los más idóneos son las lonchas de pavo y jamón de York, ambos bajos en sal si es posible. Estos embutidos se les proporcionarán excepcionalmente, aunque les encante.

El fuet, chorizo, jamón salado, etc., a pesar de que les gusta, no se les debe dar. Opcionalmente, y como último recurso, en el caso de quedarse sin ningún tipo de pienso (un fin de semana, por ejemplo), se les puede dar una salchicha de Frankfurt.

Pescados saludables

Los pescados de consumo humano más saludables para los gatos son los blancos y sin espinas. El salmón y la trucha también son propicios. Atún y sardinas también son recomendables por el Omega 3 y Omega 6 que contienen y que favorece el manto del felino.

Los pescados jamás deben ser de lata, ya que el aceite y la sal no les conviene a nuestros gatos. De esta forma, siempre hay que hervir el pescado o pasarlo por la plancha sin aceite antes de dárselo. Los pescados ahumados tampoco son convenientes, a pesar de que les pueden gustar mucho.

Verduras saludables

Las patatas y zanahorias son buenas para los felinos, por lo que también forman parte de la lista de alimentos humanos que pueden comer los gatos. La mejor manera para dárselas al gato es elaborando un pastel de carne picada de ternera o ave, mezclada con patata hervida y huevo. Si añadimos unos hígados de pollo será una dieta fresca espléndida para nuestro gato. Solo le daremos parte del pastel y el resto lo conservaremos congelado en porciones de consumo diario.

La calabaza, los guisantes y la lechuga son buenos en pequeñas dosis, ya que el azúcar no le conviene al gato.

Los gatos son carnívoros y generalmente usan los vegetales para purgarse. Por lo tanto, incluso los vegetales que no les perjudican deben administrarse con mucha moderación.

¿Qué pueden comer los gatitos recién nacidos? Desde las 2 a las 4 semanas


Un minino con pocos días de nacido necesita alimentarse con la leche de su madre para crecer sano, ya que es el alimento indicado con todos los suplementos necesarios para fortalecer sus defensas, ningún otro alimento podrá sustituir a la leche materna por completo.

Si el gatito ha perdido su madre o esta no lo quiere alimentar te damos dos opciones:

Frutas saludables

Las frutas llevan mucho azúcar, por consiguiente la ingesta por parte del gato debe ser mínima. Así pues, pueden servir para hidratarse durante el verano melón y sandía en pequeños trozos.

Las fresas también son aptas para el consumo del gato. En pequeñas dosis las manzanas, peras y melocotones también son aptas para el felino.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentos humanos que puede comer un gato, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

Leche maternizada:

Esta leche la puedes conseguir en tiendas de mascotas, es fabricada por especialistas que intentas diseñar una fórmula que simulé la leche materna gatuna. La puedes encontrar liquida ya preparada o en polvo, que es la versión más económica y fácil de adquirir. La preparas con agua tibia y se la das con un biberón o jeringa si aún es muy pequeño.

De 0 a 2 semanas de vida:

Durante las primeras dos semanas del gatito con vida necesitan ser alimentados con frecuencia, si están con su madre gatuna ella se encarga de este proceso por instinto natural sin ningún tipo de intervención humana, sin embargo, si eres tú el encargado de alimentar al gatito deberás hacerlo cada 2 ó 3 horas durante las 24 horas del día.

De 2 a 4 semanas de vida:


A partir de la segunda semana hasta la cuarta puedes darle su ración de leche para el gatito cada 4 ó 5 horas diarias, puesto que ya la porción de leche es mayor y se mantienen alimentados por más tiempo.

Criar gatos desde el nacimiento es un trabajo arduo y que necesita mucha dedicación, tiempo y cariño. A medida que el gatito vaya creciendo será más independiente.

Te recomendamos no darle papillas, ni carne molida, porque no tienen dientes, lo que puedes lograr es lastimar su débil encía, además, su estómago no está adecuado para ingerir ese tipo de alimentos hasta las 4 semanas de vida, que comiencen a brotar los dientitos a los gatos.

Receta 1: Papilla de pollo o pavo con zanahoria

  • 150 g de pechuga de pavo o pollo.
  • 1 zanahoria mediana.
  • Agua suficiente para hervir los alimentos.

Esta receta es muy simple, pero súper práctica para gatitos que necesiten nutrirse y complementar su alimentación, a su vez se va familiarizando con otros sabores y texturas.

Su preparación es sencilla, lava bien la zanahoria y la pechuga de pollo o pavo, hierve ambos en una olla con agua, no es necesario que le coloques sal. Cuando estén cocidos licua ambos con un poco más de agua hasta formar la papilla. Déjala que se enfríe y ofrécesela a tu gatito.

Receta 2: Papilla de hígado de pollo

  • 200 gr de hígado de pollo
  • Agua suficiente para hervir y dar consistencia.

Primero limpia y lava bien el hígado de pollo, y déjalo hervir en abundante agua hasta que esté bien cocido. Luego, deja que se repose por unos 100 minutos y licúalo con agua tibia, sirve la misma donde cocinaste el corazón. Deja enfriar y sírvesela a tu peludo gatito.

También, puedes convertir esta receta de papilla a paté cuando ya el gatito tenga un poco más de experiencia con la comida sólida. Lo que debes hacer es hervir muy bien el corazón y triturarlo con un tenedor solo con un poco de agua, de manera que quede más consistente y con pequeños trozos para que el minino puede ir utilizando más sus dientes.

Receta 3: Puré de pescado y brócoli

  • 1 taza o lata de salmón.
  • 1 cucharada de brócoli.
  • ¼ de taza de migas de pan.

Hierve el brócoli hasta que este blando, si el salmón es fresco también debes cocinarlo, luego, tritura el brócoli con el salmón y agrega de a poco las migas de pan hasta formar el puré. Esta preparación que pueden comer los gatos pequeños la puedes conservar en el refrigerador durante no más de 3 días.