Animales

Vitaminas para gatos con leucemia

La alimentación sana y equilibrada es necesaria en todo momento de la vida de una mascota, igual que lo es para nosotros. Sin embargo, en momentos de enfermedad resulta a veces imprescindible dedicar un esfuerzo especial a la correcta alimentación de nuestros amigos peludos, e incluso incluir en su dieta algunos refuerzos nutricionales para ayudarle a recuperarse. En este artículo te hablamos sobre las vitaminas para gatos con leucemia.

Por qué vitaminas para gatos con leucemia

La leucemia felina es una enfermedad complicada presente a nivel mundial. Se trata de una infección de un retrovirus que causa una disfunción en su sistema inmune, haciéndole completamente vulnerable a montones de enfermedades. Para que nos hagamos una idea, es algo así como el VIH en los humanos.

Un 30 % de los gatos infectados no llega a desarrollar síntomas, sino que se convierte sólo en portador. Sin embargo, la inmensa mayoría del 70 % restante fallece en unos pocos años tras contrarerla, no suelen sobrevivir más de 3.

La alimentación de un gato con leucemia es muy importante. Es necesario recurrir a un pienso de gama alta, si no lo comía ya de antes, para asegurarle unos nutrientes saludables y de buena calidad. Además, para ayudar lo máximo posible a su organismo a mantenerse resistente frente al virus, puede ser muy recomendable darle complementos alimenticios. Ahí es donde entran las vitaminas para gatos con leucemia.

¿Cómo ayudan las vitaminas para gatos con leucemia?

Si tu gato tiene leucemia y le das vitaminas, podrás mejorar su calidad de vida. Estas vitaminas tienen montones de beneficios en su organismo, como:

  • Refuerzan el sistema inmune.
  • Mejoran las reacciones enzimáticas, muy importantes para completar todos los procesos químicos del cuerpo.
  • Aumentan su energía y vitalidad.
  • Algunas también funcionan como estimuladores del apetito.

Vitaminas para gatos con leucemia

Las más apropiadas para tu gato te las recomendará el veterinario dependiendo de su caso particular. Además, hay ciertos complementos alimenticios no aptos para gatos, por lo que podría correr grave peligro si se las das por tu cuenta y sin control médico. Las vitaminas liposolubles, por ejemplo, podrían causarle una grave intoxicación, ya que no se excretan a través de la orina y se acumulan en su cuerpo, se trata de las vitaminas A, D, E y K.

Fortalecer el organismo de un gato con leucemia es una gran idea, pero siempre bajo consejo y control de un veterinario especializado. Dependiendo de cada caso, podría ser necesaria una sola vitamina, o por el contrario, varias. Si te animas a iniciar a tu gato en esta alimentación complementaria, pide a tu veterinario asesoramiento personal y consejo.

Un gato con leucemia puede tener un problema grave, especialmente si presenta síntomas, ya que su calidad de vida se ve mermada. Con las vitaminas para gatos con leucemia puedes ayudarle a recuperar su vitalidad y bienestar. ¿Te apuntas?

Algunos datos sobre la leucemia felina

La leucemia felina es una enfermedad distribuida a nivel mundial, causada por un retrovirus llamado por sus siglas en inglés FLVe. Este virus provoca una alteración en el sistema inmune del felino, causando un síndrome de inmunodeficiencia que altera todo su organismo y lo hace susceptible frente a numerosas enfermedades. No obstante, el 30 % de los gatos contagiados no llega a desarrollar la enfermedad sino que posee una forma de virus latente. En cambio, el 25 % de los gatos que sufren leucemia muere en 1 año y el 75 % restante muere en 3 años.

Tratamiento holístico para la leucemia felina

No existe una cura para la leucemia felina, por lo tanto, el tratamiento veterinario tradicional se basa únicamente en un tratamiento sintomático e inmunomodulador, que si bien no es erróneo, desde luego es incompleto ya que no contempla otros factores tan importantes como el estado anímico del gato o su nutrición. En cambio, los tratamientos veterinarios holísticos son mucho más amplios, en ellos se trata a cada gato de forma individual y si bien se emplea tratamiento farmacológico, también se utilizan otros remedios naturales, como por ejemplo plantas medicinales con acción inmunomoduladora.

Desde una visión holística en el ámbito de la atención veterinaria, otro aspecto a modular de gran importancia será la alimentación, pues el veterinario especializado en tratamientos naturales sabe que la nutrición puede llegar a ser terapéutica.

La alimentación del gato con leucemia

El primer cambio que debemos realizar afecta al pienso que le brindamos a nuestra mascota, un gato afectado por esta enfermedad requerirá pienso de gama premium, es decir, que aporta gran cantidad de nutrientes, especialmente vitaminas y minerales, y en una alta calidad. Dentro de esta gama podremos encontrar multitud de preparaciones comerciales, así como pienso húmedo y seco. Nadie mejor que el veterinario nos podrá orientar acerca de cuál es el producto más idóneo para alimentar a nuestro gato.

Debemos recordar que una nutrición óptima mejorará la calidad de vida del gato.

¿Cómo actúan las vitaminas para gatos con leucemia?

Un adecuado aporte de vitaminas es esencial para el gato que sufre esta enfermedad, ya que las vitaminas actuarán del siguiente modo:

  • Mejorarán la respuesta inmune y los propios recursos curativos del organismo.
  • Mejorarán las reacciones enzimáticas, imprescindibles para todos los procesos químicos que tienen lugar en el organismo de nuestra mascota.
  • Serán útiles para mejorar el apetito.
  • Aumentarán la vital >

Complementos vitamínicos para gatos con leucemia

No todos los complementos vitamínicos que podemos encontrar en el mercado son adecuados para gatos con leucemia, algunas composiciones son más aptas para gatos desnutridos y otros complementos más adecuados para gatos ancianos. Por lo tanto, la individualización de cada caso será primordial. Además, con las vitaminas liposolubles, que son aquellas que se almacenan en el tejido adiposo y por lo tanto no se excretan a través de la orina (A,D, E y K), se corre el riesgo de sufrir una intoxicación por niveles superiores a los normales.

Es importante no iniciar una complementación nutricional con vitaminas sin el consejo por parte de un veterinario holístico o naturista, ya que él determinará qué complemento necesita nuestro gato o si, por el contrario, únicamente es necesaria la administración de una vitamina. En cualquier caso, si tu gato sufre leucemia, no dejes de contemplar esta posibilidad, pues aquellos medios naturales destinados a fortalecer el organismo de nuestra mascota y sus propios recursos curativos pueden marcar una diferencia en la calidad de vida del gato enfermo.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vitaminas para gatos con leucemia, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades víricas.

Cómo cuidar a un gatito: entender la leucemia felina

Tenga en cuenta que los gatos con leucemia felina pueden transmitir la enfermedad a otros gatos, ya menudo lo hacen. El virus se puede propagar a través de la saliva, la basura, la mordida de otro gato, con o comer del plato de comida a un gato y gatitos lactantes de la madre infectada infectada con felina leukemia.It se sabe que el virus puede vivir hasta a las 24 horas en un húmedo y húmedo como una caja de arena.

¿Qué es la leucemia felina provoca inmunosupresión en gatos sanos y luego el gato cae de enfermedades secundarias. La leucemia felina puede tener una amplia gama de efectos sobre los gatos. Algunos gatos pueden luchar contra la infección, mientras que otros pueden contraer el virus y ser portadores sanos transmiten completamente el virus a otros gatos.

Las vacunas están disponibles ahora para la leucemia felina y hay que hablar de esto con su veterinario. La prevención es siempre la mejor medicina.

Algunos de los síntomas de la leucemia felina son.

1. camadas abortadas de gatitos en mujeres embarazadas.

2. problemas en los ojos.

3. Trastornos neurológicos, convulsiones, o cambios en el comportamiento.

4. La diarrea que no mejora o desaparece.

5. de la caída del cabello u otras infecciones de la piel.

6. La fiebre.

7. Un pobre abrigo con manchas de falta de pelo.

8. la pérdida de peso de una vez.

9. Pérdida del apetito o el gato de repente deja de comer es un placer que siempre ha amado.

Si su gato tiene uno o más de estos síntomas, debe hacer una cita con su veterinario y expresan dudas.

Puede extender la vida de los gatos que son diagnosticados con leucemia felina. Pero el gato debe ser limitado o puesto en cuarentena para que no se puede transmitir el virus a otros gatos. Si usted no ha sido esterilizado o castrado que se debe hacer ahora. Si usted no quiere un gato con leucemia felina para quedar embarazada y tener cachorros porque lo más probable es que los gatitos nacerán infectados con la leucemia felina. El gato necesita una dieta nutritiva y tendrá que ver al veterinario con regularidad. Antes de comprar o adoptar un gato o gatito se deben probar al veterinario para la leucemia felina.

Se recomienda la vacunación para los gatos.

1. Ir a cabo de forma regular. Usted puede conseguir fácilmente expuestos a gatos con leucemia felina de esta manera.

2. Los gatos que viven en una familia donde se sabe que un gato con leucemia felina ya vive.

3. Los gatos que están en riesgo de entrar en contacto con un gato o gatos que no conocen la situación de la leucemia felina para.

Espero que la información de esta página concentrador de la leucemia felina ayuda si usted está buscando información sobre la leucemia felina. Le recomiendo encarecidamente que haga una cita con su veterinario si le parece que una cierta posibilidad de que su gato puede tener leucemia felina. Usted también puede discutir si su gato necesita una vacuna contra la leucemia felina.

El contenido de esta página fue producida el 31 de diciembre de 2009 para esta página de Thomas Byers y no debe ser reproducido o copiado de ninguna manera. Si te gusta esta página, por favor, enlace a ella.

Cómo cu > Twittear

Continuamos con nuestra triste pero bonita historia de Iron, mi gatito con Leucemia felina.

Esta enfermedad, como ya os comenté, suele contagiarse entre gatos de la calle o de mamás a hijos. Iron, no lo sabemos, pero al ser tan joven es muy probable que fuera transmitido por su madre. Hoy vamos a explicaros los cuidados que tenemos que darles a nuestros gatitos con leucemia

¿Cómo cuidar a nuestro gato si NO tiene síntomas?

Si nuestro mínimo no se encuentra mal, debemos dejarle hacer vida normal. Es importante que le aportemos un pienso de calidad, con mucha energia y muy palatable para que no deje de comer, ya que algunos tienen heriditas en la boca. Además, hay que ponerle agua fresca y un arenero limpio.

Cómo nuestro gato tiene una enfermedad crónica, seria recomendable realizarle un hemograma cada mes para ver como va su hematocrito y valorar sus glóbulos rojos y sus eritrocitos.

Hay que estar alerta al menor síntoma de enfermedad para empezar a tratarlo, ya que al tener las defensas muy bajitas, es muy probable que enferme ( tendrá moquitos, tos, diarrea….). También la pérdida rápida de peso es un mal síntoma.

¿Cómo cuidarlo cuando YA tiene un hematocrito MUY bajo?

Cuan
do nuestro gato entra en fase terminal, va a requerir de todos nuestros mimos y cuidados. Debemos de comprarle una comida aún más energetica llamada RECOVERY y si no quiere comer debemos forzarle con una jeriguilla de 5 ml, dandole de poquito en poquito para no provocarle vómitos. Y vigilar que al menos haga un pipí al día. Hay que continuar con sus tratamientos habituales si estaba con antibiótico y es importante que este en un sitio tranquilo y calentito que no le genere estrés.

Como ya os comenté, la Leucemia felina NO tiene cura ( bueno, realmente hay un tratamiento con Interferon, pero MUY MUY caro y no siempre efectivo) y por eso es tan importante su prevención. Iron está ya en fase terminal, comiendo de manera forzada y con muy poca actividad. . Os animo a vacunar a todos vuestros gatos.

Esta entrada se publicó el Lunes, 9 junio, 2014 a las 8:14 por Mi Veterinaria Online y está archivada en Casos clínicos, Superanimales. Puedes seguir cualquier comentario en esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar un comentario, o hacer un un trackback desde tu propio blog.

Video: Leucemia felina. Tu gato puede curarse? (Diciembre 2019).