Animales

Qué hacer si encuentras a un perro perdido o abandonado?

Es la pesadilla de todo dueño de una mascota: Su gato o perro querido se ha suelto y usted no sabe donde está. No entre en pánico, hay varios pasos que puede tomar para localizar a su chiquitín. ¡Una acción rápida, asociada con comunicaciones importantes en el vecindario, incrementará las probabilidades de tener de regreso a su amigo peludo! La clave es dar la información a cuantas personas y lugares sea posible, por lo mismo enliste la ayuda de amigos y asegúrese de involucrar a su familia completa en la búsqueda.

Identificaciones, Por favor
Es una buena idea que todos sus animales de compañía, incluso las mascotas interiores, siempre utilicen un collar con una etiqueta de identificación. La etiqueta de identificación debe tener su nombre y un número de teléfono actualizado. Si ha decidido colocar un microchip a su mascota como un medio de identificación permanente, recuerde que los microchips son tan buenos como la información provista a la compañía de microchips. Si se ha mudado o ha cambiado su número telefónico desde que registró el chip de su mascota y olvidó actualizar, por favor hágalo lo más pronto que pueda.

Escondidas
Tan pronto note que su mascota está perdida, hable con sus familiares o compañeros de casa y pregúnteles la última vez que vieron a su mascota. Es una buena idea buscar en su casa cuidadosamente—debajo de las camas, en los roperos, lugares oscuros, lugares pequeños, detrás de los muebles abultados—en caso que su mascota pueda estar escondida o durmiendo en otro lugar. Algunas veces sacudir un plato de comida, el frasco de golosinas o juguete favorito hará que los animales salgan de un lugar oculto.

Si está seguro/a que su mascota no está en o alrededor de la casa, dé un paseo lento o camine alrededor del vecindario. Pregunte a amigos o vecinos si han visto a su animal de compañía, asegúrese de llevar una foto reciente para mostrarles. Revise debajo de los pórticos y arbustos y pida a los vecinos revisar los cobertizos y garajes por si acaso su mascota haya sido encerrada accidentalmente.

Ponga a Funcionar los Teléfonos
Sus primeras llamadas deben ser a todas las agencias de control de animales, refugios (tanto municipales y privados) y a grupos de rescate en su área, uno de éstos puede tener a su mascota en custodia. Consulte a los refugios más grandes cada día y pague sus visitas personalmente, si es posible.

Si no hay refugios cerca de su casa, contacte a la policía.

Noticias de Última Hora
¿Su siguiente tarea? Crear un volante de "mascota perdida". Recomendamos perseverar en un diseño, ya que las vistas repetidas de un mensaje constante tienen más probabilidades de entrar en las mentes de las personas. Deberá incluir mucha información en su volante, por lo mismo utilice su espacio limitado sabiamente:
- Empiece con un encabezado grande, en negrita que las personas puedan leer a distancia: "PERRO EXTRAVIADO" o "GATO EXTRAVIADO" está bien.
- Debajo del encabezado, sería ideal una foto de su mascota. Asegúrese que esté bien representada después de imprimir o fotocopiar la foto. Indique su raza, sexo, color, edad, peso, características peculiares y dónde y cuándo fue vista por última vez. Es muy importante que su mascota sea descrita con precisión.
- Indique su nombre y dos números telefónicos, el suyo, por supuesto, y el de un amigo o familiar en caso que usted no pueda ser localizado.

Cubra el Vecindario
Con sus volantes a la mano (y ojalá, un grupo de ayudantes) es hora de acudir a las calles. Los buenos lugares para anunciar sus volantes pueden incluir:
- Lugares para perros y parques
- Tiendas de suministros para mascotas y tiendas de aseo para mascotas
- Oficinas veterinarias
- Varios establecimientos comerciales, tales como abacerías y tiendas de artículos varios, gasolineras, lavanderías, bares, cafés y restaurantes.
- Postes de alumbrado y árboles. Cubra mucho más las áreas donde cree se perdió su mascota, así como también las secciones comerciales y de peatones muy transitadas de su pueblo.
- Alrededor de las escuelas, a nivel de los ojos de los niños. Los niños pueden ser más atentos que los adultos, en especial cuando se trata de animales.

Nota: ¡asegúrese de pedir permiso antes de colocar sus volantes!

Acuda a la 'Red
El Internet fue hecho para comunicarse. Envíe e-mails descriptivos sobre su mascota perdida a su amigos, colegas y familiares locales y pídales pasar la información a cualquier persona que puedan. Anuncie mensajes en los foros de animales y carteleras administradas por grupos localizados en su área, parques y lugares para perros que tienen comunidades en línea.

¡No se Rinda!
¡Esto es importante! Y recuerde que muchos animales perdidos han encontrado su camino de regreso.

Acércarte al perro

Si el perro tiene un aspecto sano y no muestra una actitud agresiva puedes intentar acercarte. Un perro abandonado o perdido está desorientado, puede asustarse con facilidad y huir si intentas acercarte de una forma brusca o directa. Por esta razón es importante que te acerques poco a poco y evitando los movimientos repentinos. Utiliza tonos de voz suaves y evita hablar con un tono amenazante. Si dispones de comida, puedes utilizarla para que el perro se relaje, en lugar que atraerlo hacia ti, es mejor tirar comida lejos de ti. Verás que el perro se irá acercando a ti a medida que coja confianza. Cuando hace calor, puede ser útil también ofrecerle agua para ayudarle a relajarse en tu presencia.

Cuando lo tengas cerca y la actitud del perro sea tranquila puedes intentar acariciarle y sujetarle. Si tiene collar, no parece agresivo y se deja manipular con facilidad, puedes utilizar una correa o una cuerda o sujetarlo con la mano directamente por el collar. Si no tiene collar, puedes improvisar una correa utilizando una cuerda.

Tips: Si el perro está herido o enfermo o muestra signos de agresividad, es mejor quedarse cerca y llamar a las autoridades para que vengan a recogerlo. Si quieres proporcionarle los primeros auxilios es importante que sepas cómo manipularlo para evitar hacerle daño y para evitar que te haga daño para defenderse.

Una vez lo hayas cogido, las opciones son dos, dependiendo de si tiene o no la chapa de identificación:

Si tiene la chapa

En la chapa identificativa suele haber el nombre del perro y un teléfono de contacto. Si el teléfono está actualizado y tenéis un poco de suerte, el propietario del perro te contestará a la primera y le podrás comunicar que acabas de encontrar a su perro.

Hay chapas modernas donde no encontrarás un número de teléfono sino un código QR: si tienes un smartphone y escaneas el código puedes acceder a la información que el propietario del perro ha dejado para que lo localicen.

Si el propietario no te contesta, el número no está actualizado o no consigues leerlo o no puedes acercarte ni manipular al perro, puedes actuar como si el perro no tuviera chapa.

Tips: No todos los animales que andan solos están abandonados, sobre todo en las urbanizaciones. Picar a la puerta de alguien de la zona y preguntar si conoce al perro puede ser la manera más rápida de resolver la situación.

Si no tiene chapa

En este caso, puedes quedarte con el perro en el lugar donde lo has encontrado durante un tiempo prudencial: es posible que aparezca el propietario que lo está buscando.

El paso siguiente puede ser llevar al perro a la clínica veterinaria más cercana para comprobar gratuitamente si tiene microchip y así localizar a los propietarios. Si tiene el microchip, el veterinario puede acceder a sus datos y ponerse en contacto con el propietario. Además el veterinario podría reconocer al perro y avisar al propietario, incluso si el perro no tiene el microchip.

Otra opción es llamar a la Policía local, a la Guardia Civil o al Ayuntamiento. Si el propietario está buscando a su perro, es probable que llame a las autoridades locales para dar el aviso del extravío. Además las autoridades locales suelen disponer de un lector de microchip y si el perro lo llevara, se puede contactar enseguida con el propietario de la mascota.

Si el perro no tiene microchip, tanto el veterinario como las autoridades locales pueden avisar al servicio de recogida de perros abandonados o perdidos que trasladará el perro a una perrera municipal y en algunos casos a una protectora.

Tips: Perreras municipales y protectoras no son lo mismo. Las primeras, llamadas también Centros zoosanitarios, son los centros de recogida de animales abandonados proporcionados por la Administración Pública, las segundas son asociaciones sin ánimo de lucro que se dedican a la protección de los animales y que en algunos casos tienen la concesión municipal de la gestión del servicio de recogida de animales abandonados. En la mayoría de perreras los perros suelen ser sacrificados si su propietario no les reclama ni aparece un adoptante antes de que se cumpla un determinado plazo de estancia en el centro. En las protectoras no se practican sacrificios de animales salvo caso excepcionales, como por ejemplo para evitar el sufrimiento de un animal enfermo, así que los perros pueden vivir toda su vida en las instalaciones de una protectora.

Si no tiene microchip

Si el perro no tiene microchip no quiere decir necesariamente que esté abandonado. Puede ser simplemente un perro perdido. Sin embargo, la ausencia de identificación reduce las posibilidades de volver a encontrar al animal. En esta situación, además de contactar con el servicio de recogida contratado por el Ayuntamiento, quedan otras opciones:

  • puedes ponerte en contacto con las protectoras locales para saber si alguien ha llamado para notificar su desaparición. Sin embargo, la mayoría de protectoras está saturada y no se puede hacer cargo del perro hasta que se encuentra a su propietario.
  • puedes hacerte cargo temporalmente del perro mientras difundes la noticia de que lo has encontrado o también puedes ayudarle a encontrar un nuevo hogar. Puedes preparar carteles y colgarlos en clínicas veterinarias y establecimientos de la localidad donde lo has encontrado y de las localidades vecinas. Puedes publicar también un anuncio en páginas de Internet dedicadas a los animales perdidos. Incluso las protectoras locales te pueden ayudar a difundir tu mensaje.
  • puedes ofrecerle tu hogar y hacer los trámites para adoptarlo.

El abandono o un extravío posiblemente es una de las experiencias más traumáticas que puede vivir un animal de compañía. Con tu ayuda e implicación puede ser menos traumática.

El milagro de las redes sociales

Aunque suene irónico, lo primero que tienes que hacer en cuanto se pierda tu mascota es publicarlo en las redes sociales, particularmente en grupos de la localidad en la que vives. Estos grupos conectan a muchas personas, y puede que un momento dado alguna de ellas esté pasando por donde está tu mascota y todo se solucione.

Grupos de compra y venta, o de cualquier otro tipo, son ideales para esto. No en pocas ocasiones se ha sabido de muchos que pertenecen a estos grupos que han encontrado una mascota perdida y se la han llevado a casa. O, como poco, seguro que alguien ha visto alguna perdida y lo ha puesto en conocimiento del grupo especificando la zona. ¡Podría ser tu mascota!

Sabemos que es complicado pensar en conectarte a las redes antes que salir a buscar a tu mascota, pero te aseguramos que este paso podría ser primordial para encontrar a tu amigo.

Sal a buscar

Especialmente si no ha pasado mucho tiempo desde que desapareció tu mascota, es posible que no ande muy lejos. Sal a inspeccionar la zona y, si puede ser, con algunos amigos para que podáis cubrir una zona más extensa.

Si tu mascota es un gato, no olvides mirar en todos los rincones posibles y especialmente bajo los coches, uno de los sus lugares preferidos. Llama a tu mascota por su nombre y lleva alguna de sus golosinas preferidas para que pueda servir de reclamo.

Comunícalo

Si dados los anteriores pasos no hay señales de vida de tu mascota, es hora de que des parte al Registro de identificación de Animales de tu comunidad autónoma. Por norma general, el número de esta institución estará en la cartilla de tu perro, y allí pondrán al tanto a todos los veterinarios de la zona, por si alguien lo encuentra y lo lleva hasta una de las consultas.

Este paso es la prueba de la importancia de mantener al día y actualizados los datos del microchip, como el número de teléfono y la dirección, ya que en caso de que aparezca tu mascota desaparecida será la única forma que tengan de contactar contigo.

Muchas personas que encuentran mascotas las llevan a la policía, pues no saben qué pasos deben dar. Por si esto sucediera, pon una denuncia en la policía local para que estén al tanto y deja tus datos de contacto por si apareciera.

Este paso es primordial especialmente si tu mascota es de una raza cara, ya que podría haber sido robada por alguien que intentara la reventa, lo cual es un delito penado por la ley.

Habla con todas las protectoras, veterinarios y perreras de la zona. Cualquier asociación que vele por el bien de los animales, o incluso casas de acogida, pueden ser los lugares al que alguien llevaría tu mascota si se la encontrara.

La perrera municipal puede ser un punto clave en este asunto, ya que no solo alguien podría llevar allí tu mascota, sino que ellos mismos podrían encontrarla en la calle mientras hacen sus rutas.

Corre la voz

Avisa también a tus vecinos, las tiendas de tu barrio y alrededores, así como otros establecimientos, para que estén al tanto por si ven a tu mascota perdida. Enséñales una foto o incluso haz fotocopias en color para dejar una en cada lugar que puedas, pues así será mucho más fácil que la reconozcan.

Haz carteles

Por último, haz carteles con la foto y los datos de tu mascota, así como con tus datos de contacto. Si crees que puedes, ofrece una recompensa, pues eso puede incentivar la búsqueda o incluso si es una mascota de raza, podría animar al ladrón a que te la devolviera, si es que hubiera sido robada.

Haz todo lo que puedas si se ha perdido tu mascota, y seguro que tu empeño y esfuerzo tendrán buenos resultados. ¡Ánimo!

¿Qué otras opciones hay?

Otra opción es llamar a la Policía local, o ponerte en contacto con las protectoras locales para saber si alguien ha llamado para notificar su desaparición. Sin embargo, la mayoría de protectoras estarán saturadas y no se podrán hacer cargo del perro hasta que se encuentra a su propietario.

Puedes decidir hacerte cargo temporalmente del peludito para que este no arriesgue su vida en las calles, mientras tanto puedes difundir en redes sociales la noticia y encontrar pronto su hogar.

Difunde carteles y llévalos a las clínicas veterinarias y locales comerciales cercanos al lugar donde lo has encontrado.

“Para quienes amamos a nuestros amigos peludos su perdida es una de las experiencias más tristes… con tu apoyo podemos ayudar a que esto no suceda más”

* Aplicaciones para dispositivos móviles relacionadas con este tema:

Jorge Peláez
Canal Digital