Animales

Mi perro sangra al hacer pipi, con coágulos en la orina

Buenas noches… mi perro he notado hace una hora k orina sangre mezclada con su pipi.. hoy ha estado biem.. ha comido bien y contento.. es un carlino k esta operado y castrado por una infeccion testicular hace un año… bebe mucha agua hace dias y hace mucho pipi de color normal…y ahora tbien noto k saca mucho su pene y como si le doliera porke hace como botes cuando esta tumbado.. esta trankilo ahora…mañana lo llevare al veterinario.. pero me gustaria saber su opinion… muchas gracias

Buenos dias mi perra hace pipi con sangre tiene 10 años y está castrada. La llevaré al veterinario pero me gustaría saber si debo preocuparme ya que según leo puede ser por muchísimas causas. Al ser mayor estoy bastante preocupada por si va a requerir cirugía. Fue operada hace muchos años por lo cual no creo que sea nada a raíz de la operación. Muchas gracias.

Mi perro orina sangre con coágulos, ¿está bien?

Uno de los casos más habituales por los que un perro orina sangre es que se ha dado un fuerte golpe. Un impacto severo puede haberle provocado un traumatismo interno que ha originado la sangre. Estamos hablando del choque contra un coche, de alguna caída o de un topetazo contra algo. Examina su cuerpo en busca de moratones o magulladuras. Si hace días que ves que se mueve de manera diferente, lastimera o cojeando y de repente al hacer pipi sangra, ata cabos.

Un traumatismo interno requiere de la rápida atención de un veterinario. Algunas de las heridas que se hace por dentro de su cuerpo pueden sanarse solas, pero no todas. A causa de una hemorragia en el interior de su cuerpo, tu perro podría morir. No queremos asustarte, solo que te des cuenta de la importancia de consultar con un especialista lo antes posible.

¿Qué problema tiene un perro cuando orina sangre?

Además por una hemorragia interna, un perro puede estar echando gotas de sangre mezclada con su orina a causa de una infección, de cálculos o de un problema con la próstata en caso de tratarse de un macho. La infección de orina suele estar provocada por una bacteria, aunque también puede ser producida por un hongo. Es más frecuente en perras pues sus conductos urinarios están dispuestos de una manera que los hace más propensos a padecerla.

Sospecharás que es cistitis porque orinará con más frecuencia, tendrá un olor distinto a su pipi frecuente y hasta puede que tenga algo de fiebre. Por tratarse de una infección necesitará antibióticos, pero solo aquellos recetados por un veterinario en función de su edad y de su peso. Nunca le des medicamentos humanos porque podrías matarlo. Una manera efectiva de prevenir la cistitis es asegurarte de que tu perro bebe correctamente todos los días.

Mi perro orina sangre y vomita, ¿qué le ocurre?

Tanto la orina de color negro, de tonos oscuros o con un aspecto untuoso, casi pegajoso, son motivos reales de preocupación. Una cistitis con algo de sangre o un ligero traumatismo son motivo para acudir al veterinario, por supuesto, pero no son casos graves. Sin embargo, si la orina le ha cambiado tanto de color que adoptado esta forma es porque hay una hemorragia interna, enfermedad en los riñones o que ha sufrido un envenenamiento.

Normalmente, cuando esta orina con coágulos es un síntoma de algo tan malo como esto, no se presenta sola. Los primeros signos de que tu perrete no se encuentra bien los encontrarás en su ánimo y en sus costumbres de alimentación. Tu colega estará decaído, apático y no tendrá hambre. Tienes que tomarle la temperatura y examinar el color de sus encías.

Los dientes de un perro, así como sus heces, el color de su orina o su fiebre, son indicadores de su salud. Si sus encías están demasiado blancas eso querrá decir que está perdiendo demasiada sangre. Si también lo ves deprimido, puede que estemos hablando de un problema serio, sobre todo si vomita. Recuerda que nuestros veterinarios online puede ayudarte, pero es fundamental que analices y sepas describir bien todos estos síntomas que te hemos indicado aquí.

Gotas de orina en la sangre de un perro

Además de todos los problemas de los que hemos hablado aquí, en el caso de los perros varones, sobre todo si son mayores y no están castrados, puede que estén sangrando por un problema con su próstata. Tu veterinario lo atenderá y procederá a un examen rectal para comprobar su estado, tomando una determinación que puede ser quirúrgica en función de cómo la note.

En el caso de las perritas, muchos PetLovers novatos se alarman cuando la ven sangrar, pero suele ser siempre porque están en celo o porque tienen la regla. Si tienes cualquier duda sobre cómo atenderla en esta situación, recuerda que nuestros veterinarios online puede indicarte cómo proceder.

En resumen, la sangre en la orina nunca es buena señal. Si ves sangre en su pipi no busques remedios caseros y sí a un veterinario, sobre todo si se presenta con coágulos.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

Causas principales de la sangre en la orina del perro

Las causas que producen la expulsión de sangre en la orina del perro son muchas y muy variadas, de manera que este síntoma jamás debe ser ignorado. Por ello, si observamos una micción rojiza, aunque el animal no presente ningún otro signo de alarma, debemos acudir al veterinario para realizar las pruebas necesarias y determinar si se trata de una enfermedad, si hay algún órgano afectado, etc. Aunque las pérdidas de sangre sean en pequeñas cantidades, es un síntoma grave que puede llegar a conducir al animal a la muerte en función de la causa subyacente.

Los motivos más comunes que justifican la presencia de sangre en la orina del perro son los siguientes:

  • Cistitis: inflamación de la vejiga que puede ser causada por bacterias, cálculos, tumores o malformaciones.
  • Infecciones en el tracto urinario, causadas generalmente por bacterias.
  • Tumores.
  • Cálculos renales o en la vejiga.
  • Intoxicación o envenenamiento.
  • Traumatismos provocados por un golpe, caída, atropello.
  • Enfermedades infecciosas como la leptospirosis.

Por todo ello, es imprescindible acudir al veterinario para descubrir la causa primera del problema y llegar a un diagnóstico certero para iniciar el mejor tratamiento lo antes posible.

La presencia de sangre en la orina del perro, dependiendo de la causa subyacente, se puede presentar de varias maneras:

  • En forma de gotas, es decir, el perro gotea sangre al orinar.
  • Sangre con coágulos, que adquiere un color más oscuro.
  • Sangre pura, de manera que el perro solo orina sangre.

Como es frecuente que la hematuria venga acompañada de vómitos o diarrea, es muy importante estar atentos a todos los síntomas que el perro pueda presentar e informar al veterinario.

Infección urinaria

En la mayoría de los casos, la presencia de sangre en la orina del perro está relacionada a una infección urinaria. Por lo general, un can desarrolla este cuadro clínico cuando ciertas bacterias ingresan por su ano o por su vulva, son “trasportadas” por la uretra para, luego, alojarse en la vejiga. En estos casos, la hematuria suele estar acompañada de otros síntomas como:

  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • Dificultad o esfuerzo excesivo al orinar.
  • Lamer constantemente los genitales.
  • Fiebre.

Las hembras son másvulnerables a las infecciones urinarias que los machos, ya que su uretra es más ancha y corta, facilitando el acceso de bacterias a los órganos del tracto urinario. No obstante, todos los animales entran en contacto con un gran número de microorganismos diariamente, por lo cual el desarrollo de una infección suele estar asociado a una debilidad en su sistema inmunológico. Por ello, la mejor forma de prevenir una infección urinaria en tu perro es proporcionarle una adecuada medicina preventiva, una alimentación equilibrada y hábitos de higienereforzados que permitan fortalecer el sistema inmunológico de tu mejor amigo.

El tratamiento de una infección urinaria suele consistir en la administración controlada, según indicación del médico veterinario, de antibióticos. Además, pueden ser establecidas terapias paliativas para aliviar la incomodidad ocasionado por los síntomas y proporcionar sensación de bienestar al animal.

La cistitis es una de las afecciones urinarias más comunes entre los perros, afectando principalmente a las hembras. Se caracteriza por la inflamación de la vejiga, que suele aparecer como un síntoma de otra enfermedad. En la mayoría de los casos diagnosticados, la cistitis es provocada por una infección urinaria subyacente. Por ello, sus síntomas son muy similares.

El tratamiento inmediato para controlar el avance de la inflamación en la vejiga puede consistir en la administración controlada de antiinflamatorios. No obstante, será fundamental diagnosticar la causa subyacente a la cistitis para trazar un tratamiento específico y efectivo para cada animal. Por ello, nuevamente reafirmamos la necesidad de concurrir a la clínica veterinaria de inmediato al observar que tu perro orina sangre.

Cálculos en el tracto urinario

La formación de cálculos urinarios es una consecuencia del cúmulo excesivo de ciertas substancias en la orina, como oxalato de calcio, estruvita, cistina o ácido úrico. Estas formaciones pueden alojarse en los riñones, en la vejiga o en la uretra, además de migrar por las vías urinarias, provocando intenso dolor. El movimiento de los cálculos y su roce con los tejidos produce lesiones y provoca la hematuria. Además, el perro suele hacer gran esfuerzo y sentir dolor al orinar.

Los cálculos en la vejiga y en los riñones son razonablemente comunes entre los perros. Entre sus principales causas están una hidratación deficiente (bajo consumo de agua), y una dieta desequilibrada, generalmente con un alto contenido de oxalatos y calcio. Además, los dálmatas muestran una predisposición a la formación de cálculos urinarios.

Por lo general, el tratamiento para esta condición consiste en cambios en la dieta y refuerzo de la hidratación. El veterinario orientará al tutor al respecto para ofrecer una alimentación específica para un perro con problemas urinarios. Además, si el animal presenta piedras de tamaño importante, la intervención quirúrgica puede ser necesaria para eliminarlas y evitar mayores lesiones en el tracto urinario.

Infección uterina (piómetra)

La piómetra es una infección uterina que afecta a un gran número de perras y gatas no esterilizadas. El cuadro infeccioso provoca la acumulación de secreciones y material puruloso en el interior del útero. Como consecuencia, la hembra suele presentar una secreción mocosa, generalmente acompañada de sangre, en su vulva. Además, es común observar que la hembra afectada demuestra cansancio constante, perdida de apetito ydeshidratación.

Es muy importante saber distinguir la hematuria de los celos en las hembras. Para ello, será fundamental controlar los periodos de fertilidad de nuestras perras. Si la hembra orina sangre fuera de su periodo de celo, no dudes en llevarla inmediatamente al veterinario de tu confianza. Además, la esterilización es recomendada para evitar numerosos problemas de su sistema reproductor. Las perras no castradas son más vulnerables no solo a la piómetra, como también a tumores uterinos.

El tratamiento de la piómetra dependerá de la evolución del cuadro clínico y del estado de salud de cada animal. Por lo general, el veterinario podrá recetar la administración de antibióticos. Si la hembra presenta deshidratación y/o desnutrición, es probable que reciba una terapia intravenosa de suero rico en electrolitos y/o en glucosa. En muchos casos, el útero deberá ser retirado para evitar el avance de la patología.

Infección de próstata

Así como la infección uterina afecta a las hembras no esterilizadas, la infección de próstata es bastante frecuente en los machos adultos no castrados. Los síntomas más frecuentes de dicha afección son:

  • Hematuria.
  • Agrandamiento de la próstata.
  • Esfuerzo y dolor al orinar.
  • Pérdida de apetito.
  • Fiebre (puede no aparecer en muchos casos).

El tratamiento de las infecciones de próstata en los machos también es muy similar al de la piómetra en las hembras. El médico veterinario, al examinar al animal, podrá recetar antibióticos y optar por terapia intravenosa en caso de deshidratación y/o desnutrición. La intervención quirúrgica podrá hacerse necesaria en casos más avanzados, siempre que se averigüe que el estado de salud del animal es adecuado para experimentar una cirugía.

Envenenamiento

Muchos perros llegan con hematuria a la clínica veterinaria como consecuencia de un envenenamiento, generalmente por la ingestión de venenos para roedores. Estos productos contienen una substancia llamada warfarina, que interfiere en el proceso de coagulación sanguínea.

El consumo de venenos tiene alta tasa de letalidad entre las mascotas. Por ello, si desconfías que tu perro pueda haber consumido cualquier sustancia tóxica, llévalo inmediatamente a la clínica veterinaria. Los síntomas más comunes de un envenenamiento son:

  • Vómitos y diarreas, generalmente acompañado de sangre.
  • Hematuria.
  • Salivación excesiva.
  • Tos y estornudos.
  • Pupilas dilatadas.
  • Temblores y espasmos musculares involuntarios.
  • Convulsiones.
  • Nerviosismo o hiperactividad.
  • Rigidez muscular.
  • Desorientación.
  • Parálisis parcial o general.
  • Letargo.
  • Colapso e inconsciencia.

El consumo de cualquier producto no comestible es altamente peligroso tanto para los niños como para los animales. Desde cosméticos y artículos de higiene personal, pasando por los productos de limpieza, medicamentos y principalmente los venenos. Por ello, debemos tener mucho cuidado con las sustancias que dejamos al alcance de nuestros niños y nuestras mascotas. Los accidentes domésticos pueden ser evitados fácilmente al adoptar y organizar con conciencia nuestro hogar.

Patologías trasmitidas por garrapatas

La infestación por ectoparásitos es muy peligrosa para nuestras mascotas. La relación de parasitismo que establecen las garrapatas es altamente dañina para los animales hospedador. Además de desviar los nutrientes de su organismo, favoreciendo el surgimiento de un cuadro de desnutrición, pueden ocasionar numerosas patologías severas, como la babeosis y laehrlichiosis. La hematuria es un síntoma frecuente de dichas enfermedades asociadas a las garrapatas. Para evitarla, recuerda respetar la periodicidad de la vacunación y de las desparasitaciones internas y externas de tu mejor amigo, además de realizar visitas al veterinario cada 6 meses.

Adenocarcinomas o tumores

Un adenocarcinoma se caracteriza por la acumulación de células cancerosas en los tejidos que revisten diferentes órganos y glándulas del organismo. Cuando este cuadro clínico se desarrolla en los riñones o en la vejiga, es alta la probabilidad de que provoque sangre en la orina del perro y otras complicaciones severas. No obstante, los adenocarcinomas del tracto urinario son muy raros, representando menos de 1% de los diagnósticos de neoplasias caninas.

Un adenocarcinoma renal, más conocido como cáncer de riñón, se comporta como un tumor maligno agresivo que se expande rápidamente, contando con un alto riesgo de metástasis. Suele afectar mayormente a perros ancianos, ocasionando síntomas como perdida acelerada de peso, falta de apetito, cansancio y letargia, además de presencia de sangre en la orina.

Lesiones o heridas en el tracto urinario

Una herida o fisura en el tracto urinario pueden llevar a la rotura total o parcialde losvasos sanguíneos en esta región. Como consecuencia, la sangre del interior de dichos vasos será eliminada junto a la orina del animal. Por lo general, estas lesiones aparecen como consecuencia de algún episodio de traumatismo, como un golpe, una caída o un accidente. No obstante, las obstrucciones arteriales y los aneurismas también pueden lesionar gravemente a los vasos sanguíneos del tracto urinario.

Intervenciones quirúrgicas

Si tu perro ha pasado por una intervención quirúrgica en su tracto urinario, también puede presentar sangre en la orina durante las primeras semanas de su recuperación. No obstante, si el sangrado persiste, no dudes en consultar a tu médico veterinario de confianza inmediatamente.

¿Qué debo hacer si mi perro orina sangre?

Al observar que tu perro orina sangre, lo primero que debes hacer es acudir de inmediatoa la clínica veterinaria. No debemos ofrecer medicamentos o remedios caseros para un perro que orina sangre sin la debida orientación médica. Diagnosticar la causa exacta de la hematuria y establecer un tratamiento eficaz requiere la experiencia y los conocimientos de un profesional veterinario debidamente capacitado.

Llevando rápidamente a tu mejor amigo al veterinario, contribuirás a un diagnostico temprano que casi siempre ofrece un mejor pronóstico. Ello significa que tu peludo tendrá más probabilidades de recuperar su calidad de vida y disfrutar de una optima longevidad.

Remedios cuando un perro orina sangre

En muchas oportunidades, podemos emplear remedios naturales para ayudar a combatir problemas urinarios en los perros, causantes de la hematuria. Si el animal sufre alguna enfermedad grave, un tumor o un fuerte traumatismo, solo el tratamiento veterinario podrá sanarlo. Ahora bien, si el veterinario de tu confianza, después de proceder con el diagnóstico de tu peludo, considera apropiado el uso de soluciones caseras para facilitar la recuperación de tu perro, podrás optar por las siguientes recetas de remedios caseros:

Alimentos ricos en vitamina C

El consumo de alimentos ricos en vitamina C (ácido ascórbico) disminuye levemente el pH de la orina, tornándola algo más ácida. Los medios ácidos no solo controlan la reproducción de las bacterias, sino que también favorecen su eliminación. Entre las frutas que los perros pueden comer, la naranja, el arándano y la fresa ofrecen un excelente aporte de vitamina C. Para incorporarlas fácilmente en la dieta de tu perro, recomendamos preparar un jugo con la fruta que elijas y mezclarlo en su bebedero. Debemos resaltar que, en grandes cantidades, estas frutas pueden provocar diarrea, por lo cual debes ofrecer apenas ½ taza de jugo por día a tu perro.

La importancia del tratamiento veterinario

Aunque los remedios caseros para un perro que orina sangre pueden ayudar a mejorar su estado y aliviar ciertos síntomas, jamás deben suponer la única solución, puesto que determinadas causas solo pueden tratarse mediante cirugía o fármacos como antibióticos. Una infección uterina, un tumor en la vejiga o una infección de próstata avanzada, por ejemplo, solo podrá solucionarse mediante la extirpación si el especialista lo considera oportuno, o a través de medicamentos y, como complemento, remedios naturales. De esta forma, los remedios actúan a modo de refuerzo del tratamiento veterinario, no son la solución definitiva.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para un perro que orina sangre, te recomendamos que entres en nuestra sección de Remedios caseros.

Gotas de sangre en la orina del perro

Cuando el perro está aparentemente normal, es decir, come, juega y hace sus necesidades como de costumbre, pero muestra una leve tonalidad rojiza en la orina, es normal que muchos tutores se pregunten si se trata realmente de gotas de sangre o es el color normal del pipí. Independientemente de la alimentación del perro, la coloración de la orina siempre debe ser amarillenta, de manera que cualquier cambio en su tonalidad es indicativo de que algo no anda bien.

Los casos en los que el perro tiene dificultades para orinar o presenta gotas de sangre en la orina, en general, se asocian a problemas en el tracto urinario inferior, que comprende las zonas de la vejiga, la próstata y la uretra, correspondientes al canal a través del cual se eliminar la orina. Así mismo, casi siempre son problemas que involucran obstrucción o cálculos en la vejiga, que lesionan la mucosa de este órgano haciéndolo sangrar. Por este motivo, la coloración de la orina del perro se ve modificada y adopta un tono más bien rojizo. Sin embargo, estas no son las únicas causas que explican la presencia de gotas de sangre en la orina del perro, puesto que los tumores también pueden producir esta hemorragia, así como infecciones en la próstata si es macho, de manera que solo un veterinario puede determinar el origen del sangrado.

Por otro lado, enfermedades infecciosas como la leptospirosis o la ehrlichiosis canina, comúnmente conocida como la enfermedad de la garrapata, causan hematuria.

Mi perro orina mucha sangre, ¿qué puede ser?

Cuando un perro solo orina sangre quiere decir que el cuadro clínico es grave y necesita atención veterinaria inmediata. Este signo puede indicar que el animal ha sido víctima de un accidente, ha sufrido un fuerte golpe que ha producido un traumatismo o ha sido envenenado, casos en los que solo el especialista puede determinar el tratamiento a seguir. En función de la causa y de la cantidad de sangre perdida, puede ser preciso realizar una transfusión de sangre.

¿Por qué mi perro orina sangre con coágulos?

Es muy importante prestar atención a los cambios de comportamiento de nuestro perro, así como examinar la orina y heces con frecuencia para identificar cualquier alteración a tiempo. En los casos en los que la orina del perro aparece con coágulos, debemos comprobar otros signos como apatía, falta de apetito o encías blancas, puesto que son indicios de que el perro sufre alguna hemorragia interna o enfermedad infecciosa grave. Por contra, si el perro o la perra orina sangre coagulada pero su actitud no se ve alterada, de manera que juega y come como siempre, es posible que haya sufrido algún golpe que haya producido lesiones internas en la vejiga, vulva o pene.

Otras causas de la presencia de coágulos pueden ser intoxicaciones o envenenamientos, tumores, cálculos o infecciones en cualquier zona del tracto urinario. Especialmente si el perro afectado ha ingerido veneno para roedores, la orina con sangre coagulada suele ser uno de los principales síntomas, además de vómito o diarrea. En general, los motivos que explican la sangre en la orina del perro suelen ser los mismos, en función de la forma en la que se presenta la hematuria podemos intuir la gravedad del asunto. De esta forma, los coágulos pueden indicarnos que la infección, hemorragia o enfermedad es de moderada a grave, sobre todo si presenta otros signos como los mencionados anteriormente.

La sangre coagulada en la orina del perro adquiere un aspecto pegajoso y oscuro. Para un mejor diagnóstico, recomendamos revisar todas la partes del cuerpo del animal y comprobar si existe signos de sangrado en otras zonas, hematomas o heridas.

Es importante no confundir la sangre en la orina con la coloración de la orina, puesto que algunas alteraciones del color no siempre son producidas por la presencia de sangre. Si el perro orina marrón o negro, es posible que se deba a la aparición de una enfermedad renal grave, la cual solo se puede determinar mediante pruebas de laboratorio. Por ello, si tu perro orina muy oscuro, intenta fijarte bien el color y acude de inmediato al veterinario.

Mi perra orina sangre, ¿qué puede ser?

Cuando una perra orina sangre puede indicar que sufre alguna alteración en el tracto urinario inferior, como una infección, inflamación de la vejiga, cálculos o tumores, o que se encuentra en periodo de celo. Aunque este ciclo sea distinto en perras y en mujeres, las primeras también muestran un sangrado, que puede ser más o menos leve, especialmente durante la primera fase del proestro. Ahora bien, si estás seguro de que la perra no está en celo y orina sangre, lo más probable es que se deba a una infección uterina, y más si el sangrado va acompañado de secreción blanquecina a través de la vulva (flujo blanco), a cistitis o a una infección urinaria. Si la perra orina sangre y vomita, es posible que el problema resida en la función renal, presentando infección o cálculos. Por todo ello, la visita al veterinario es imprescindible.

Mi perra esterilizada orina sangre

Si tu perra orina sangre después de la esterilización, acude de nuevo al veterinario por si se ha producido una hemorragia interna o una infección como consecuencia de la cirugía o la anestesia. Si la perra orina sangre un tiempo después de haber sido esterilizada, como si del celo se tratara, es posible que durante la intervención el veterinario dejara sin querer algún resto o remanente ovárico, el cual puede activar de nuevo el ciclo. Así mismo, cabe la posibilidad de que la perra cuente con tejido ovárico ectópico, es decir, fuera de los ovarios, porque su cuerpo así lo haya generado o por nacimiento. En cualquier caso, la visita al veterinario es obligatoria para determinar si es necesario volver a quirófano.

Mi perra está embarazada y orina sangre

La presencia de sangre en la orina de una perra embaraza es motivo de alerta y visita inmediata al veterinario. En general, suele ser indicativo de que alguno de los fetos ha fallecido. Si se produce durante las primeras semanas de gestación, el mismo organismo del animal se encargará de solucionar la situación desintegrando y reabsorbiendo el feto, por ello puede ser normal expulsar algo de sangre mediante la orina. Pero, si el sangrado se produce cuando la gestación está más avanzada, su cuerpo ya no podrá revertir el problema y, por ende, se debe retirar el feto fallecido lo antes posible, puesto que podría desarrollar una grave infección en la perra.

Mi perro orina sangre y vomita

Si el perro es un cachorro y orina sangre y vomita, lo más probable es que se trate del parvovirus canino, una enfermedad causada por un virus que puede ser letal si no se trata a tiempo. Los síntomas principales de esta patología son, precisamente, los vómitos y la sangre en la orina, y acostumbra a ser más frecuente en cachorros, perros adultos sin vacunar o inmunodeprimidos. Se trata de una enfermedad altamente contagiosa, que infecta a animales sanos en pocos días y que, debido a la sintomatología, puede confundirse con otras afecciones o con un simple malestar. Por ello es importante acudir al especialista lo antes posible, puesto que en casos como este la detección temprana puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Los casos de perros adultos que orinan sangre y vomitan suelen relacionarse con problemas renales, como cálculos o infecciones, tumores en el tracto urinario, infección en la vejiga o la próstata. Una vez más, la visita al especialista aclarará de qué se trata y cuál es el mejor tratamiento.

Tratamiento para un perro que orina sangre

Puesto que son varios los motivos que explican por qué un perro orina sangre, el tratamiento dependerá de la causa subyacente, del órgano afectado, la enfermedad que provoque la hematuria o el trastorno. De esta forma, solo el veterinario podrá prescribir el tratamiento más adecuado tras realizar las pruebas físicas, de imagen y de laboratorio pertinentes. Así, el animal puede requerir antibióticos por vía intravenosa u oral, y otros fármacos como analgésicos o antieméticos para aliviar el dolor según la causa o calmar los vómitos.

En los casos de obstrucción de la vejiga y la uretra, de hemorragias graves o de tumores, el perro puede necesitar cirugía. Así mismo, también es posible que se deba realizar una transfusión de sangre si la pérdida mediante la orina ha sido muy elevada.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro orina sangre?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades infecciosas.