Animales

Cómo saber si mi perro tiene diabetes?

LA DIABETES CANINA

En este post vamos a hablar de la diabetes en los perros, un problema bastante frecuente ya que se estima que pueden padecerla 1 de cada 500 perros.

La diabetes es una enfermedad causada por la incapacidad del cuerpo de producir o usar la insulina, hecho que hace que el perro tenga niveles de azúcar en sangre demasiado altos. La insulina es una hormona que se produce en el páncreas y permite a las células coger azúcar (glucosa) de la sangre y usarla para funcionar. La diabetes mellitus aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando las células no pueden usar la insulina para coger azúcar. Hay dos tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina. La diabetes tipo 2 en cambio sucede cuando hay suficiente insulina pero el cuerpo no la puede usar, o cuándo el páncreas produce insulina pero no toda la que el cuerpo necesita. La gran mayoría de los perros diabéticos tienen del tipo 1 y por tanto la administración de insulina de por vida se hace necesaria. La diabetes tipo 2 es mas frecuente en gatos y personas.

Los perros más afectados son aquellos de mediana o avanzada edad y dentro de estos las hembras no esterilizadas. Hay también un gran número de razas predispuestas entre ellas los Caniches, Pinschers, Schnauzer, West Highland White Terrier, Beagle…

SÍNTOMAS

La diabetes puede llevar tiempo ya en nuestro animal antes de que notemos algo. Los signos clínicos pueden variar dependiendo de la fase de la enfermedad, pero en general son los siguientes:


  1. Poliuria - orina demasiado
  2. Polidipsia - bebe demasiada agua
  3. Polifagia - mayor apetito a pesar de la pérdida de peso
  4. Letárgia- animal poco activo

Veremos un animal que orina y bebe demasiado. También tiene un apetito aumentado pero pierde peso, porqué a pesar de comer más de lo normal se pierde glucosa, que es una importante fuente de energía. Por último son perros menos activos.

Estos síntomas pueden aparecer en otras enfermedades, por eso cuando acuda a la clínica llevaremos a cabo las pruebas necesarias para confirmar el diagnóstico.

DIANGÓSTICO

Si sospechamos que un animal padece diabetes, después de realizarle un examen físico completo, recomendaremos algunas de pruebas para confirmar el diagnóstico:

- Hemograma y perfil bioquímico: esto nos proporcionará información sobre los órganos de nuestra mascota y nos permitirá detectar cambios que pueden ocurrir con la diabetes como el aumento continuado de azúcar en sangre. Es importante remarcar que este aumento persistente de azúcar en sangre de un animal diabético no está relacionado con la ingesta de comida.

- Análisis de orina: si un animal tiene diabetes puede haber azúcar en la orina.

- Fructosamina: es una proteína de la sangre que se une fuertemente a la glucosa y que nos indica de manera más segura cuáles han sido los niveles de azúcar en la sangre durante las últimas 2 o 3 semanas. Ya que hay veces que podemos tener el nivel de azúcar alto en sangre por estrés u otros factores.

TRATAMIENTO

Un perro diabético va a tener que estar en tratamiento con insulina toda su vida ya que el páncreas no va a volver a sintetizarla.

La esperanza de vida de un perro estabilizado con insulina es similar a la de las mascotas sanas de la misma raza. Una buena comunicación entre propietario y veterinario además del cumplimiento del régimen de tratamientos es fundamental. Con ejercicio, una dieta correcta y la insulinoterapia se puede controlar con éxito la salud de su animal.

Las necesidades de insulina de cada perro diabético son distintas. La dosis de insulina depende del peso y de las necesidades de cada perro. Realizando controles de sangre, orina y mirando cuánto come y bebe su perro el veterinario ajustará la dosis de insulina hasta dar con la correcta. Aunque en la mayoría de los casos el perro se queda ingresado para realizar una curva de glucosa.

Una curva de glucosa consiste en pinchar insulina al animal estando hospitalizado para poder mirar el azúcar cada par de horas. De esta manera sabremos si la insulina administrada al perro funciona y cada cuanto lo hace, la eficacia con la que reduce el azúcar en sangre y durante cuánto tiempo hace efecto.

En la clínica le suministraremos la insulina veterinaria necesaria y le daremos las pautas necesarias para aprender a pincharla de manera correcta.

- Debe conservarse siempre en la nevera: sáquela sólo cuando vaya a preparar una inyección.

- No debe congelarse porqué se destruye.

- Dejarla siempre en posición vertical para que la insulina no cristalice alrededor del tapón del vial.

- Hay que invertir el vial con delicadeza unas diez veces antes de su uso para conseguir la mezcla correcta de la insulina.

La dieta es muy importante para controlar con éxito la diabetes mellitus. Lo ideal es que la dieta sea exactamente la misma cada día y que se proporcione siempre a la misma hora.

Hay que evitar las golosinas y los aperitivos entre comidas. Si quiere usar premios de vez en cuando tendrá que comprarlos adecuados para perros diabéticos.

Lo ideal es darle una comida rica en carbohidratos complejos (almidón y fibra), ya que así los azúcares se liberan de manera más lenta y controlada. Si le damos comida con mucho azúcar o grasa, este sube demasiado en sangre de golpe.

En el mercado hay dietas especiales de prescripción para perros diabéticos (Hill’s, Royal Canin…) . Nosotros le aconsejaremos sobre cuál es la mejor para su perro.

Deberemos tener en cuenta también que a algunos perros no les va a gustar un pienso sin grasa y con mucha fibra y que al final vamos a tener que darle uno normal pero controlando más. Hay veces que si el perro está demasiado delgado una dieta con mucha fibra tampoco le irá bien y tendremos que darle suplementos adicionales hasta que alcance su peso ideal.

Finalmente decir que los perros se controlan mejor si están en su peso ideal ya que aquellos animales obesos necesitan dosis más altas de insulina para que el cuerpo responda. Por eso debemos hacerlos adelgazar lentamente a poco y siempre bajo supervisión veterinaria.

El ejercicio hace que se consuma energía y ayuda a evitar la hiperglucemia. Además el incremento de flujo sanguíneo producido por el ejercicio puede mejorar la absorción de insulina. Lo ideal es que la actividad de su perro sea regular y permanezca inalterada.

ESTERILIZACIÓN DE LAS PERRAS

La esterilización de las perras es necesaria para controlar la diabetes, porqué tras el celo la perra produce progesterona, una hormona que tiene influencias negativas sobre el papel de la insulina. Por tanto si eliminamos los ovarios y por tanto esta hormona se normalizaran las necesidades de insulina.

La complicación más común de la diabetes en perros son las cataratas. El exceso de azúcar en sangre hace que estás se vuelvan blancas y el perro no pueda ver bien.

Si el animal se ha quedado ciego porqué las cataratas son muy graves la única manera de solucionarlo es la cirugía.

EMERGENCIAS

En los perros diabéticos podemos tener dos tipos de emergencias, niveles demasiado bajos o demasiado altos de azúcar en sangre.

Contacte con nosotros si tiene un perro diabético y observa los siguientes síntomas en su animal:

- Sed excesiva durante más de 3 días.

- Mucha orina durante más de 3 días.

- No quiere comer

- Ataques epilépticos o debilidad.

- Cambios de comportamiento, contracciones musculares o ansiedad.

Sed permanente

Este es uno de los síntomas principales de la diabetes, debido a que cuando los niveles de glucosa son sumamente elevados, se presentará un fuerte cuadro de deshidratación en tu canino, lo que le hace sentir ganas de tomar más agua de lo normal permanentemente.

Como es de suponer, ante este hecho notarás que tu perro orinará mucho más, incluyendo lugares en los que normalmente no lo hace, ya que no podrá aguantar sus necesidades.

Cuando notes todo esto es importante llevarlo de inmediato a un especialista para determinar su estado de salud. Así mismo, déjale que tome todo el agua que quiera, ya que esta es la que necesitará su organismo.

Sueño y debilidad

A pesar de que este sea un signo un poco difícil de detectar para algunos, resulta ser uno de los más esclarecedores a la hora de determinar si tu perro sufre de esta delicada enfermedad.

Y es que cuando ellos tienen diabetes, duermen mucho más de lo normal, debido al debilitamiento que sienten en su organismo, al no poder sus células absorber el azúcar que consumen.

Mientras están despiertos sus movimientos son más lentos y su actitud es de letargo constante, lo cual les hace sentirse desinteresados a cualquier estímulo.

Al igual que en el caso anterior, es de suma importancia dejar a tu pequeño amigo descansar, ya que él solo está haciendo lo que le pide su organismo.

Mayor apetito

Si tu peludo compañerito está sufriendo este mal, notarás que de un momento a otro tendrá mucha más hambre y comenzará a consumir mayor cantidad de comida, lo cual se debe a que su organismo no está metabolizando adecuadamente el azúcar.

Cuando esto ocurre, el canino no se limitará a consumir en mayor cantidad el alimento que le des, sino que extrañamente, aunque le hayas acostumbrado y esté amaestrado, buscará incesantemente comer lo que sea. Esto le ocasionará a largo plazo una malnutrición que le hará perder considerablemente sus ganas de comer.

Si bien, debes ir de inmediato al veterinario cuando notes todo esto, lo más recomendable es llevarlo cuando aún tenga un fuerte apetito, ya que de esta forma su tratamiento podrá ser más efectivo al detectar la enfermedad en menos tiempo.

Otros síntomas

Cuando el amigo de cuatro patas sufre de esta enfermedad, existen otros síntomas muy comunes a los cuales debes estar muy pendiente. Estos son los más resaltantes:

  • Fuerte sensación de letargo
  • Vómitos (que pueden presentar rastros de sangre, en casos más avanzados)
  • Coma
  • Cataratas
  • Ceguera repentina, producto de la retinopatia diabética
  • Problemas neurológicos
  • Agrandamiento del hígado
  • Mayor susceptibilidad a las infecciones

Cuando logres determinar alguno de estos síntomas en tu can, debes acudir de inmediato hacia un especialista para que determine los niveles de glucosa en su torrente sanguíneo, y para asegurar que la diabetes no haya afectado ningún órgano vital.

¿Cuáles son los perros más propensos a sufrir diabetes?

A pesar de que todos los caninos pueden sufrir de esta terrible enfermedad, algunos, por diferentes características físicas, de raza o de edad, son mucho más propensos a padecerla que otros.

Por ejemplo, las hembras tienen mayor probabilidad de ser diabéticas que los machos, lo cual se manifiesta en una sorprendente proporción de tres a uno.

De igual forma, es importante destacar que existen algunas razas que son más propensas a tener esta enfermedad que otras. Estas son las más destacadas:

  • Pastor Alemán
  • Keeshond
  • Poodle
  • Golden Retriever

Recuerda que si esta enfermedad no se detecta a tiempo, las complicaciones serán mayores y la posibilidad de que tu perro se recupere, serán pocas.

Los perros con diabetes: cómo viven la enfermedad

Edad. La diabetes mellitus afecta a perros a partir de los 5 años y se puede presentar hasta los doce años.

Factores de riesgo. Sobrepeso, obesidad, variaciones de peso frecuentes, poca actividad física y envejecimiento.

A continuación, te presentamos los principales signos clínicos, si bien puedes identificarlos con observación, será necesario que acudas con un especialista.

Poliuria. Se refiere a la excreción constante y abundante de orina.

Polidipsia. Condición patológica, asociada a diabetes mellitus que consiste en la necesidad intensa y urgente de beber líquidos: "sed exagerada y desesperada".

Polifagia. Hambre intensa, difícil de controlar y urgente de saciar.

Pérdida de peso. Pese a la polifagia, el perro puede perder peso de forma repentina.

Otros signos clínicos que pueden presentarse, aunque con menos frecuencia son las cataratas y la hepatomegalia.

De acuerdo con publicaciones en Abanico Veterinario, el 50% de los casos en perros son de diabetes tipo 1, mientras que el resto se distribuye entre diabetes tipo 2 y diabetes asociada al diestro o a pancreatitis.

Diagnóstico. Un perro será diagnosticado con diabetes mellitus cuando tenga un resultado positivo de hiperglucemia (glucosa elevada en sangre) y glucosuria (glucosa elevada en orina).

Pueden realizarse tres pruebas para llegar al diagnóstico de la enfermedad en tu mascota: perfil bioquímico, hemograma y uroanálisis.

Tratamiento. Los médicos veterinarios, deciden cuál es el mejor tratamiento para cada paciente. Pueden recomendar el uso de insulina, una dieta equilibrada y ejercicio frecuente.

Comentarios

Lugia Stella Gonzalez dice

Muy buena la información. Gracias. Tengo una Akita americano. Le dio piometra con el primer celo y se le extirpo su aparato reproductor. Relativamente es sana, su pelaje hermoso y pesa 46 k. Resulta que le salio una masa dura, indolora como a unos 10 cm de la raíz de la colita. (la masa esta en la colita al lado izquierdo) . La lleve a la veterinaria y la examinaron, no siente dolor a la palpación, es dura t es como de 1 cm y medio, redonda. Le ordenaron prednizoo 20 dos tabletas diarias. Resulta que mi perrita comenzó con exceso de sed y muchísimas micciones abundantes. Pide con desespero agua en la noche y en la madrugada, por lo tanto se orina dentro del apto. Esta decaída, esta fatigada, la ida al parque es buscar donde hacer sus necesidades y acostarse. Tomo el medicamento por dos dias y se lo suspendi debido a los efectos adversos. Ella come natural, yo le preparo su dieta guiándome por recetas que he encontrado en internet por veterinarios certificados. Espero que me puedan aclarar mis dudas y saber si el medicamento le causó un daño irreversible. Agradezco su atención.
Att. Ligia Stella Gonzalez.

Maria Gutierrez dice

Hola tengo un perrito fox terrier de 8 años hace un mes le diagnisticaron diabétes, le estoy suministrando la insulina rápida, la que utiliza mi papá, además por recomendación del doctor también le doy furesemida para que pueda eliminar liquido por la mañana y noche, las primeras semanas orinaba mucho y tomaba bastante agua, se ha ido regularizando con el tiempo, también le compré una comida especial pero algunos días esta inapetente y tampoco quiere comer pollo sancochado. Por otro lado tiene dañado el higado, insuficiencia renal, y hace dos semans le dio conjuntivitis le aploco unas gotas ha mejorado. Mi pregunta es con relación al insulina tengo la rápida y la lenta , el doctor me dijo que debería de probar , por el momento le aplocando la de accion ŕapida esa es la correcta? O debería de ser la lenta? No hay mucha infomación ni especialistas aquí en Lima Perú con relación a la enfermedad espero su comentario, gracias.

Maria L Montes dice

Hola mi be be tiene diabetes no quiere Comer duerme muck le inyecto insulin cadaver 12 horas y ahora en la parte de atras a un lado del ano tiene como una costra y se Cayo y sangra mucho lo cure y le exprima la parte ita y le salio pus que puedo hacer ya le compre antibiotico y medicamentos es ezto normal mi be be es mi perrito y lo amo