Animales

Cómo elegir el mejor juguete para tu perro

Las horas de entretenimiento y ejercicio son una parte muy importante de la vida de las mascotas, tanto como su alimentación o su higiene. Pero ¿vale cualquier juguete? ¡No! Es importante saber elegir el mejor juguete para perros en función de las características y necesidades de cada mascota.

Las horas de juego estimulan la curiosidad y la inteligencia de los perros, fomentan la actividad física y ayudan a afianzar su relación contigo y su confianza en ti. Por eso, ¡es hora de encontrar su juguete perfecto!

Elegir el mejor juguete para perros

Si quieres que tu perro crezca sano, feliz, inteligente y que desarrolle una gran compenetración contigo, dedica tiempo a jugar con él. ¡Pero debes encontrar el juguete ideal! En función de su tamaño, fuerza, actividad… el tipo de juguete varía de un perro a otro.

Aunque parezca obvio, para empezar, el mejor juguete para perros… ¡es un juguete para perros! Es mejor no utilizar objetos o juguetes que no estén especialmente fabricados para ellos, ya que los materiales podrían no ser apropiados, o incluso resultar peligrosos, suponer riesgo de asfixia, etc.

¿Qué tipo de juguete para perros le conviene a mi mascota?

Ten en cuenta la fuerza de tu mascota. Deben ser juguetes resistentes a los mordiscos, pero sin ser duros, porque podrían hacerse daño. Además de durar más tiempo, supondrán un entretenimiento durante horas.

Hay mucho donde elegir, desde “huesos” duros de pieles de animales, discos voladores, pelotas, juguetes rellenables de comida… ¡Busca lo que más le guste a tu mascota!

Los juguetes para cachorros

Los cachorros tienen necesidades especiales, ¡también en los juguetes! Para elegir el mejor juguete para perros si tienes un cachorro, ten en cuenta que está desarrollando su dentadura. ¡Los juguetes son una forma excelente de favorecer ese proceso!

Asegúrate de buscar un tamaño apropiado y de un material resistente para que le dure lo máximo posible. Algunos incluyen olores o sabores atractivos para que a los perritos les encanten.

Qué material elegir

Los juguetes para perros vienen en montones de materiales diferentes: nylon, látex, vinilo, caucho, felpa, peluche… ¡Hay muchas opciones!

Para los cachorros, los más apropiados son los blanditos, de telas o peluche, para que sus dientes no sufran. Una opción apta para pequeñines pero mucho más resistente es el látex.

Para perros adultos, el caucho es muy buena opción. Duran mucho, no se deforman y ellos ya tienen fuerza suficiente para manejarlos. ¡Eso sí! Busca que sea caucho 100% natural, si no, podría ser perjudicial para tu mascota. Los juguetes de vinilo para perros adultos también son estupendos.

Cuando vayas a comprar el mejor juguete para perros, una vez hayas elegido el tipo que más le conviene, asegúrate de hacerte con un juguete homologado, es decir, apto para el uso en mascotas y con unas buenas garantías de calidad. ¡Recuerda! Evita darle objetos y juguetes que tengas por casa. Podría ingerir partes y correr peligro.

Tamaño y textura

Incluso aunque sea un adulto completamente desarrollado un Yorkshire Terrier nunca podrá tener la boca de un Pastor Alemán, así que a la hora de elegir los juguetes de tu perro recuerda tener en cuenta el tamaño y la potencia de su mandíbula. También hay que considerar la resistencia del juguete: si es poco consistente podría romperse y tu perro podría aspirar o tragarse los fragmentos desprendidos, pudiendo ahogarse, atragantarse o tener problemas gastrointestinales. Por las mismas razones, si detectas que sus juguetes empiezan a estropearse, tienen roturas o desgarros, lo mejor es que pienses en cambiarlos por otros nuevos.

El tamaño de juguete también es importante. Si es muy pequeño tu perro podría tragárselo con facilidad. Como regla general piensa que un juguete lo suficientemente pequeño como para caber detrás de sus molares supone siempre un factor de riesgo.

Por último, ten en cuenta que aunque tú decidas los juguetes que ofrecerás a tu perro, él tendrá sus propias preferencias y estará siempre dispuesto a hacértelas saber.

Tipos de juguetes

Incluso con toda la información del mundo, puede que te sientas desorientado a la hora de elegir un juguete en tu tienda de mascotas. Existen cuatro tipo de juguetes básicos, y seguro que alguno de ellos se convertirá en el favorito de tu perro.

Hay pelotas para perros de goma, de felpa, de espuma, de tenis y muchas más. Algunas son tan sofisticadas que incluso flotan y brillan en la oscuridad…¡para que puedas jugar con tu perro incluso en la piscina y en plena noche! No obstante un modelo clásico puede ser igual de válido para mantener a tu perro activo. Cuando encuentres la pelota con el tmaño adecuado para tu perro, asegúrate de que está fabricada con un material duradero y de que no es fácil de romper. Las pelotas son un juguete fantástico porque a los perros les encanta jugar a buscar y traer, y eso también te involucra a ti en el juego, ayudando a reforzar el vínculo que os une.

A la mayoría de los perros les guata jugar a tirar de una cuerda con sus dueños o con otros perros. Y aunque algunos puedan pensar que esto puede inducir a comportamientos agresivos, no hay nada que temer si se juega adecuadamente y tu perro está correctamente educado. Quizás lo más importante a recordar sobre las cuerdas para perros es que deben ser resistentes y no romperse con facilidad. Generalmente están fabricadas de lino, cuero, algodón u otros tipos de fibras, así que es necesario reemplazarlas en cuanto empiezan a deshilacharse o romperse. Es también importante recordar que debes evitar jugar de forma agresiva al "tira y afloja" con tu perro, y nunca debes tirar fuertemente de la cuerda para sacársela de la boca, ya que podrías provocarle daños en la boca. Si quieres que deje de morderla tendrás que entrenarle para que lo haga respondiendo a órdenes como "deja" o "suelta". Por último, aunque la mandíbula de los perros es muy fuerte, nunca debes tirar de la cuerda en vertical para levantar a tu perro del suelo mientras la muerde: podrías causarle problemas en la mandíbula, el cuello y la columna vertebral.

Juguetes para meter croquetas y juguetes para morder

Aunque para los perros cualquier cosa puede ser susceptible de ser mordida, existen juguetes específicamente diseñados para este fin. Generalmente están fabricados con nylon o con goma dura, y están diseñados para ser duraderos. Algunos pueden incluso rellenarse con premios y utilizarse como herramienta durante el entrenamiento. Estos juguetes deben ser lo suficientemente blandos como para morderse sin suponer un riesgo para los dientes, pero lo suficientemente duros para no romperse en trozos pequeños. A medida que tu perro crezca tendrás que ir adaptando el tamaño y la dureza de sus juguetes para morder (los de cachorros son más pequeños y blandos y los de adulto más grandes y duros). Por último, en el caso de los juguetes en los que se pueden meter croquetas, asegúrate de utilizar alimentos o premios saludables para mantenerlo sano a la vez que activo.

La elección correcta

La elección de los juguetes y todos los elementos de entretenimiento que utilicemos para nuestros perros es algo a lo que debemos prestar la máxima atención. Aunque se trata de objetos creados para la diversión, la mala elección de los mismos puede ocasionarles diferentes problemas y exponerlos a muchos riesgos:

  • Lo primero a considerar es saber diferenciar los juguetes con que el animal puede disfrutar a solas y los que puede utilizar para su diversión bajo nuestra supervisión.
  • Hay otro tipo de objetos que son totalmente inofensivos.
  • También los hay que son buenos para ser usados en algunas etapas, como es el caso de los entrenamientos del perro.

Muñecos de peluche

Los peluches son los juguetes favoritos de muchos perros, pero desgraciadamente en la mayoría de las ocasiones no son muy seguros debido a que se rompen con facilidad y los perros pueden ingerir pequeñas piezas desprendidas. No obstante, los peluches pueden ser juguetes aceptables si se utilizan con la debida supervisión. Pueden ser una buena opción para proporcionar consuelo a los cachorros muy jóvenes antes de la fase de dentición, ya que en ocasiones les encanta acurrucarse sobre ellos para dormir. Si a tu perro le encantan este tipo de juguetes, no es necesario que se los retires, pero asegúrate de que sabe distinguir qué peluches son los suyos y cuales pertenecen a los niños de la familia. Estos juguetes, como los premios, también pueden utilizarse para entrenar a los perros. Si notas que el tuyo tiene preferencia por un peluche en particular, dáselo como premio cuando obedezca a una orden determinada como ""siéntate"". Enseñarle cuales son sus juguetes es también una parte importante del entrenamiento, que te servirá además para evitar que muerda objetos inapropiados como los muebles o los juguetes de los niños. Recuerda siempre que la elección del juguete debe ser acorde con la edad, el tamaño y la intensidad de los ""hábitos de masticación"" de tu perro. Además, ten en cuenta que a medida que tu perro crezca, tendrás que cambiarle de juguetes para cachorro a juguetes para adulto y, posteriormente, para perros senior. Y que la seguridad debe ir siempre en primer lugar, seguida de cerca por la diversión.

Formas y materiales

Los juguetes que servirán para cualquier momento, es decir, los que el perro puede usar estemos o no estemos sus dueños, pueden ser de diversos formatos y materiales.

Las formas y los «masticables» de gomas duras son adecuados, ya que no se desgarran y el perro no corre peligro de tragar algún trozo, o lastimarse la boca con ellos. Hay que tener en cuenta que este tipo de juguetes debe tener un tamaño suficiente como para que tampoco haya peligro de ser tragado por completo, dependiendo del animal.

Para los cachorros, es preciso elegir juguetes duros. Esto se debe a que sus dientes de leche no deben quedar atorados en las gomas más blandas, desprendiéndose y lastimándose antes de tiempo.

Juguetes poco recomendables

Los juguetes de plástico no son recomendables, ya que se quiebran con gran facilidad y pueden ser ingeridos o dañar la boca del perro.

Cuando el perro esté bajo nuestra supervisión, podemos utilizar otros elementos, siempre que no sean tóxicos ni se desgarren. Por ejemplo, la clásica pelota de tenis, de un pequeño tamaño, que nos servirá para lanzarla y que corra a atraparla. Siempre hay que tener en cuenta que, si el juguete se rompe, lo tenemos que retirar de forma inmediata.

En el caso de las pelotas de golf, aportan unas sustancias que no son recomendables para el can, pues serán tóxicas a medio y largo plazo. Además, su pequeño tamaño puede ocasionar que el animal se las trague por accidente.

Los juegos de tela y los peluches pueden soltar parte del material de su composición, y todo ello lo va a ingerir nuestra mascota durante su juego. No son nada recomendables.

¿Cuál es el material?

Si no conocemos el material de manufactura del juguete, la clase de pintura que posee, o bien si tiene partes que pudieran desprenderse, lo más acertado esimpedir que perro juegue con ese elemento.

Tampoco es buena idea que lo dejemos jugar con trapos, telas u otros objetos similares, entre otras cosas porque el animal entenderá que este tipo de elementos los puede morder, y lo hará con la ropa más cara que encuentre por la casa.

Juguetes para todos

Todos los canes debieran tenerjuguetes para perros:

  • Ayudan a liberar energías mediante el juego.
  • Combaten el estrés y reducen la ansiedad cuando el animal los mastica.
  • Ayudan a mantener intactos los bienes de los propietarios.
  • Mantienen activa la mente de los perros.
  • Ayudan en el aprendizaje del animal.
  • Nos sirven a los propietarios para esos ratos de juego, siempre imprescindibles.

Sin embargo, hay que tener en cuenta no dejar que nuestra mascota juegue con cualquier cosa que no vaya a ser su juguete de por vida, porque le estarás enseñando a morder cosas «prohibidas». Si no queremos que el animal moleste a niños que juegan al fútbol en los parques próximos a casa, lo mejor que podemos hacer es no acostumbrar a nuestro perro a morder un balón de fútbol, evitando así desde el principio un problema futuro.

Igual ocurre en casa, tenemos que acostumbrar a nuestra mascota ajugar con aquello que le permitimos, delante de nuestra presencia y cuando no estemos.

¿Qué juguete le compro a mi perro?

Una vez que sabemos más o menos de qué tamaño han de ser sus nuevos pasatiempos, es momento de dirigirnos a la tienda. La lista de la compra es algo que cada uno/a debe de hacer, pero sí que es verdad que las pelotas con sonido y los mordedores suelen triunfar prácticamente siempre. Pero debes saber que si es un animal nervioso, es mejor comprarle juguetes que no emitan sonido alguno. Para este can, puedes comprarle una pelota para rellenar de pienso, que le ayudará a estar más calmado al obligarle a girar su juguete para poder comerse sus golosinas.

Para los cachorros, nada como los juguetes de peluche o de látex, o incluso las cuerdas mordedoras. Con cualquiera de ellos se lo pasará en grande mientras aprende a morder sin hacerse daño en sus dientes.

La importancia del juego

Un perro necesita jugar por su propio bienestar. Desde que es un cachorro, gracias al juego aprende a relacionarse, lo cual el día de mañana lo convertirá en un perro adulto sociable. Los juguetes, además, ayudan a los humanos a estrechar lazos afectivos con sus peludos, y viceversa.

Factores a tener en cuenta para seleccionar un juguete

Son varios los factores que debemos tomar en cuenta antes de seleccionar un juguete para nuestro perro. Veamos los más importantes:

Los materiales con los que están hechos estos productos no son buenos para todos los perros. Aunque en algunos casos quizá se pueda generalizar, normalmente la edad es un tema importante a la hora de elegir un juguete para tu can. ¿Por qué? Porque por ejemplo, los dientes de un canino anciano no van a tener la misma fortaleza que los de uno joven.

Hay juguetes que sirven para ejercitar la mente que un perro joven no necesita, o algunos más interactivos que uno anciano no podrá usar.

Por eso, para los cachorros, por ejemplo, se necesitarán juguetes que ayuden al desarrollo de sus dientes.

Para los adultos, lo mejor será un juguete que lo ayude a no sentirse solo, como artículos con interacción, y sobre todo que pueda jugar contigo. Para esto existen los discos voladores, pelotas con premio y otros. Date un recorrido por la tienda de mascotas y ya verás que algo se te ocurre.

Relleno del juguete

De lo que está relleno un juguete es importante, pues de ello dependerá cuánta vida tendrá el objeto. Si es de mala calidad, lo más probable será que tu perro lo destroce ese mismo día. Sin embargo, un producto con un relleno de calidad puede hacer el juguete más útil por más tiempo.

La fibra es un material excelente para asegurarnos de esto, pues hace al juguete retomar su forma original alargando así su vida. Además, al tacto de los dientes de tu perro resultará agradable.

Materiales de fabricación

Los principales materiales de fabricación en el juguete de un perro son: nailon, caucho, látex y vinilo.

El nailon es el material más utilizado en la fabricación de peluches, haciendo unos juguetes suaves ideales para cachorros, ya que estos también tienen menos peligro de obstrucción intestinal.

El látex es más resistente que el nailon, por lo tanto, si tu cachorro es revoltoso o quizá un tanto agresivo, este material será perfecto. Le durará mucho más tiempo, es suave para sus dientes pero a la vez fuerte para favorecer su desarrollo. Además, al ser un tejido natural, aunque ingiera algún trocito, no ocasionará problemas.

El caucho es un material duro que será idóneo para perros adultos, especialmente si son de gran tamaño. No es un elemento tan natural como el látex ,aunque sí se puede conseguir juguetes 100% caucho natural en algunas tiendas. Es un poco más caro, pero puede salvar la vida de tu mascota. Para diferenciar el caucho natural del que no lo es, solo deberás olerlo. Si te huele a neumático, ese es el indicado.

Y por último tenemos los juguetes de vinilo. Es el material más pesado pero también el más resistente. Si tu perro lo ingiere podría tener problemas, no obstante, las fábricas de juguetes para canes han confeccionado diferentes productos de este material que no entrañan ningún peligro para tu mascota, por lo que puedes estar tranquilo de comprar un juguete de vinilo para tu amigo peludo. Para perros grandes son los mejores y los que más duran.

Estos son los consejos que queríamos darte con relación a los juguetes, ¿nos vamos a jugar?